SONNE / sol


SONNE

 

(poema de mi hija, Dominique Leonor)

 

Sonne

Deine Wärme

Will ich trinken.

Luft

Deine Frische

Will ich sein.

Lachen

Im Salz des Meeres

Wieder lieder

Bei Feuerschein,

Im milden Wind

Über Blumendüften.

Augen leuchten

Sommer kommt.

Alles leicht

Alles hell.

Glitzernde Wassertropfen

Auf den Rosen.

Musik

Schallt durch sonnenbeschienene Gassen.

Alles Glück

Alles Sonne

Alles Flügel

Alles Meer.

 

 

Sol,

quiero tomar

tu energía.

Aire

quiero convertirme

en tu frescura.

Reír

rodeada de mar

cantar de nuevo

en la luz que emite

el fuego radiante,

en la suave brisa,

sobre los aromas de las flores..

Los ojos brillan

ya viene el verano.

Todo luz,

claridad.

Gotas de agua

brillando sobre pétalos de rosa.

Música

destellando en prados soledosos:

todo alegría

todo sol

todo alas

todo mar.

* * *

Mailieder 

Ich athmet’ einen linden Duft.

Im Zimmer stand

Ein Angebinde

Von lieber Hand,

Ein Zweig der Linde;

Wie lieblich war der Lindenduft!

Wie lieblich ist der Lindenduft!

Das Lindenreis

Brachst du gelinde;

Ich athme leis

Im Duft der Linde

Der Herzensfreundschaft linden Duft.

* * *

Respiraba en la pieza el olor

del tilo, había

un ramillete

cogido por

manos queridas,

¡qué dulce su fragancia!

¡Qué dulce la fragancia del tilo,

un ramillete

cortado por ti, con tanta suavidad!

Lo inhalo lentamente;

encuentro en su vapor aromático

un alma gemela.

 

* Friedrich Rückert, Gesammelte poetische Werke,Mailieder” J. D. Sauerländer’s Verlag, 1868, p. 337.

Grabado: http://www.rueckert-gesellschaft.de/rueckert-frame.html

Con música de Mahler, cantada por Christa Ludwig

 

 

* * *

Aycardus1 y Celan: la mandorla infinita

María en una mandorla: fresco S. XII

Basílica de San Fedele, Como

La mandorla es el espacio con forma de almendra que resulta de la intersección de dos círculos completos; representa un ámbito intermedio o de tránsito, donde los opuestos chocan sin que se resuelva el conflicto; el resultado es una experiencia directa de la Divinidad.

Jeffrey Cooper2

Teología y crítica

Ciertos conceptos teológicos muy trabajados y apreciados en el medievo eran para teólogos de vanguardia, como Maese Eckhart, casi equivalentes e intercambiables. En el caso del renano, su peculiar manera de usarlos le valió un juicio por herejía, lo cual probablemente sorprenderá a muchos teólogos contemporáneos, que no suelen descalificar a quienes relacionan conceptos creacionistas evidentemente afines como dios, naturaleza o reino celeste. Pensador adelantado para su época, Eckhart nunca se consideró místico ni afirmó haber tenido experiencias abisales; escribió mucho, en latín y alto alemán, firmando sus escritos, que consideraba didácticos, indistintamente como Aycardus, Ekhartus y Hechard. Su prédica le valió procesos inquisitoriales que – eventualmente – perdió; tuvo la suerte de morir antes de que Roma fallara en su contra. Su idea de Dios plasma de modo nada hermético ni herético en una de sus oraciones más conocidas:

O hoher Reichtum göttlicher Natur, zeige mir Deine
Wege, die Du in deiner Weisheit gewonnen
hast und öffne mir den gar
kostbaren Schatz… 4

Paul Celan es, contradictoriamente, uno de los poetas más conocidos y desconocidos del siglo XX. Se suele afirmar – a veces, sin leerlo – que era un judío de habla alemana y el más grande lírico alemán del siglo veinte o la post-guerra. 5  Pienso que habría que agregar que fue profesor universitario de alemán en París además de activo redactor y crítico en algunas de las mejores revistas literarias de su tiempo. La ironía del destino ha querido que estos dos poetas, unidos por una lengua y separados por siete siglos de historia, sean considerados místicos y herméticos aunque ambos se sintiesen moderadamente religiosos (en lo teológico) a la vez que claros y precisos en lo lírico (o poético).

Formas de la mística

Las lecturas que enfatizan la tendencia de Celan a poetizar vivencias abisales provienen, irónicamente, del marxista Walter Benjamin, a quien citan, incansables, sus compatriotas y los nuestros: “ (José Ángel Valente) se adentra en el mundo simbólico de un autor (Celan) que hizo suya la consideración de Walter Benjamin de que la crítica de la cultura tiene como misión la restauración de la dimensión divina de la palabra perdida”, señalaba al comentar una publicación de Valente sobre Celan un periodista madrileño, sin duda asesorado por el propio poeta gallego. ¿Habrán leído, alguno de los dos, el feroz poema que Celan le dedicó a Walter Benjamin?

Port Bou – Deutsch?

Pfeil die Tarnkappe weg, den

Stahlhelm.

Links-

nibelungen, Rechts-

nibelungen:

gerheinigt, gereinigt,

Abraum.

Benjamin

neint euch, für immer,

er jasagt.

Solcherlei Ewe, auch

als B-Bauhaus:

nein.

Kein Zu-Spät, ein geheimes

Offen.

Abundan las traducciones de Celan a nuestra lengua, muchas de ellas, excelentes; algunas, por cierto, realmente lamentables.7 Me atrevo a ofrecer una nueva “Mandorla” celaniana con la intención de desacralizar, no el sentido, que cada lector habrá de establecer por su cuenta y riesgo, sino la lengua. La de Celan es coloquial, sencilla y precisa.9 Las vivencias más intensas parecen exigir la mayor simplicidad y sutileza plástica y fónica, así como en el máximo contraste la línea intenta asir la esencia de las formas plásticas.

Mandorla

In der Mandel – was steht in der Mandel?

Das Nichts.

Es steht das Nichts in der Mandel.

Da steht es und steht.

¿Qué hay en la almendra – dentro de la almendra?

Nada.

No hay nada dentro de la almendra.

Nada, no hay nada.

Im Nichts – wer steht da? Der König.

Da steht der König, der König.

Da steht er und steht.

¿Qué hay en la nada, dentro de la nada? – El rey.

Allí está el rey, el rey.

Está allí, está allí.

Judenlocke, wirst nicht grau.

Papillote, rizo judío, no te pongas gris.

Und dein Aug – wohin steht dein Auge?

Dein Aug steht der Mandel entgegen.

Dein Aug, dem Nichts stehts entgegen.

Es steht zum König.

So steht es und steht.

Y tu ojo, ¿dónde está tu ojo?

Frente a la almendra, contra la almendra.

Frente a la nada, allí está tu ojo.

Ante el rey.

Allí está, allí.

Menschenlocke, wirst nicht grau.

Leere Mandel, königsblau.

Rizos, bucles humanos, no os pongáis grises.

Almendras vacías, azules ultramarinos.

A veces, las palabras más cotidianas y familiares son las únicas capaces de acercarnos a lo inefable.

1Eckhart wurde um 1260 als Sohn des Ritters Eckhart von Hochheim in der Nähe von Tambach (Landkreis Gotha) geboren. Um 1275 wurde Eckhart in das Kloster der Erfurter Dominikaner („Prediger“) gegeben. 1277 begann er in Paris das Studium der artes liberales. Es folgte das Theologiestudium am Generalstudium seines Ordens in Köln. In Paris erwarb er den Grad eines Baccalaureus. 1294 wurde er Prior des Erfurter Dominikanerklosters („Predigerklosters“) und Vikar von Thüringen. Nach seiner Promotion zum Magister lehrte er 1302/1303 in Paris. 1303 kehrte er nach Erfurt zurück und wurde Provinzial der neuen Ordensprovinz Saxonia, 1307 auch Generalvikar von Böhmen. 1311 gab er diese Ämter auf, verließ Erfurt und lehrte bis 1313 erneut in Paris. Von 1314 bis 1322 wirkte er als Vikar des Ordensgenerals in Straßburg und widmete sich dort besonders der Seelsorge in den Frauenklöstern. Hier in Straßburg entstanden die meisten seiner deutschen Predigten. 1323 wurde er Leiter des Kölner Generalstudiums seines Ordens. Der Vorwurf der Ketzerei überschattete seine letzten Jahre. Um sich zu verteidigen, appellierte er an den damals in Avignon sitzenden Papst. Dort oder in Köln starb er 1328 vor dem Abschluss seines Prozesses. 1329 wurden 28 Sätze Meister Eckharts von Papst Johannes XXII. verurteilt. In Meister Eckhart hat die mittelalterliche Mystik ihren Höhepunkt erreicht.IN:http://www.erfurt.de/ef/de/erleben/entdecken/geschichte/personen/111723.html

2Cooper, Jeffrey CSC, “Mysticism in the Middle: The Mandorla as Interpretive Tool for Reading Meister Eckhart” (2014). Theology Faculty Publications and Presentations. Paper 6. IN: http://pilotscholars.up.edu/the_facpubs/6

3En 1326, el arzobispo de Colonia, Heinrich von Virneberg, inició contra Eckhart un proceso de inquisición, acusándole de la difusión de doctrinas heréticas. Una comisión convocada por el obispo tildó de sospechosos 49 pasajes de sus escritos del Libro de la consolación divina (Daz buoch der goetlichen troestunge) y de los sermones. Eckhart contestó en su llamado Escrito de justificación. Respondió que según los privilegios de su Orden solamente era responsable ante la autoridad del Papa y de la Universidad de París y se declaró dispuesto a contestar de buena voluntad. En su declaración pública en latín, con comentario en alemán, del 13 de febrero de 1327, llamó a Dios por testigo de que durante toda su vida se había esforzado por evitar cualquier error contra la fe o falta contra la moral. No negaba la posibilidad de haber enseñado doctrinas erróneas, pero sí cualquier posibilidad de herejía, ya que ésta sería objeto de la voluntad y él no tenía voluntad alguna de faltar a la fe. Según una apelación del 24 de enero del mismo año, dirigida al Papa, Nicolás de Estrasburgo, visitador designado por el Santo Padre, habría examinado las doctrinas de Eckhart y negado la sospecha de herejía. En Colonia nunca fue declarado culpable. La decisión dependía ahora de la Curia en Aviñón donde Eckhart habría residido el mismo año 1327, según el testimonio de Guillermo de Ockham. Entre julio de ese año y el 30 de abril de 1328 el maestro habría muerto sin conocer el juicio definitivo sobre la obra de toda su vida. No se sabe dónde murió ni se conoce el lugar donde descansa. La bibliografía sobre Eckart es inabarcable y está plagada de esoterismo simplista; un buen lugar para iniciar su lectura: Zu dir hin Uber: mystische Lebenserfahrung von Meister Eckhart bis Paul Celan. Editor: Wolfgang Bohme. Frankfurt , Suhrkamp, 1987.

4IN: http://www.eckhart.de/ “Ein Gebet” Oh divino Reino Celestial, oh divina Naturaleza, mostradme el surco labrado por vuestra ciencia, abridme a todos y cada uno de sus maravillosos tesoros… (Traducción: AU)

 5Para el anecdotario: hace un par de años acababa de publicar versiones de dos poemas que se dedicaron mutuamente Bachmann y Celan y tuve el disgusto de conocer en Madrid a una especie de nibelungo pseudo-andaluz que decía traducir para la editorial “Trotta”; me espetó que él y sus secuaces – que no parecían dominar realmente su lengua – eran los “propietarios” de Celan en España, porque acababan de comprar los derechos de autor de una edición crítica obsoleta de la Editorial Suhrkamp en Berlín.

6¿Alemán de Port Bou? Fuera la capa invisible el / casco de acero/ Esa izquierda/ llena de nibelungos, la derecha / también, nibelungos/ ejuagados, limpios./ Despejad./ Benjamin /os re niega, para siempre./ Os caza-firma/ con un balido ninguneante / con la B del Bauhaus:/ no./ Nunca: es tarde, /secreto /a voces. (Traducción:AU)

7 El Index Translationum de la UNESCO, recoge 8: 1/8 Celan, Paul: Cambio de aliento, Boso, Felipe – Madrid: Cátedra, 1983. 113 p. Atemwende 2/8 Celan, Paul: Diez poemas, Siles, Jaime – Valencia: Septiomomiau, 1981. 29 p. 3/8 Celan,Paul: Amapolamemoria, Munárriz, Jesús, Madrid: Hiperión 1985. 107 p. Mohn und Gedächtnis 4/8Celan, Paul: De umbral en umbral Munárriz, Jesús, Madrid: Hiperión – 1985. 77 p. Von Schwelle zu Schwelle 5/8 Celan, Paul: Amapola y memoria Munárriz, Jesús, Madrid: Hiperión 1992. 157 p. 2. ed. (Bilingual) Mohn und Gedächtnis 6/8 Celan, Paul: De umbral en umbral, Munárriz, Jesús, Madrid: Hiperión 1997. 126 p. 2. bilingual ed., 1. reimp. Von Schwelle zu Schwelle 7/8Celan, Paul: Obras completas Reina Palazón, José Luis, Madrid:Trotta, 1999. 523 p. 8/8 Celan, Paul;(Badiou, Bertrand; Rambach, Jean-Claude; Wiedemann, Barbara): Los poemas póstumos, Reina Palazón, José Luis, Madrid,Trotta, 2003. IN: http://www.unesco.org/xtrans/bsform.aspx?lg=0

8 Celan leyendo su poema: https://www.youtube.com/watch?v=X31Dp_7tVG8

 

T. S. Eliot y el arte de amar

Eliot, V. Woolf, V. Haig (1932)*

1. La educación sentimental

Nunca sabremos si T.S. Eliot descubrió el amor carnal con su niñera irlandesa, Annie Dunne, en St. Louis, Missouri, o con Emily Hale, aristócrata de Boston aficionada al teatro. Emily, como el joven poeta, estudió con George Santayana, el filósofo de moda a principios del siglo veinte, en Harvard, Massachusetts. Debe haber sufrido lo suyo el vate ensayando el arte de amar con Emily: le escribió más de mil cartas; por su parte, ella las legó a la Universidad de Princeton en 1968, con la condición de que no se hicieran públicas hasta el 1º de enero de 2020. Sabemos de este espistolario (todavía) desconocido que es adúltero: la correspondencia – como las relaciones entre los corresponsales – va desde 1913 hasta la muerte del poeta en 1965 y abarca sus dos matrimonios.

Las primeras nupcias del poeta fueron en 1915 con Vivienne Haig-Wood, institutriz con debilidad por los filósofos, como Emily; parece que tuvo, recién casada, una desdichada relación con Bertrand Russell, ii profesor y amigo de su marido. Thomas y Vivienne soportaron una infeliz y dilatada vida conyugal hasta la muerte de ella, en 1947; se habían separarado legalmente en 1933.

Al enviudar, el católico (converso) poeta se casó – tras diez años de luto – con su secretaria personal y admiradora Valerie Fletcher, 30 años menor que él; sumaba (ya) 68 abriles; le comenzaba a fallar la salud pero su devota musa y flamante esposa cuidó de él del 1948 hasta su muerte (1965) y dedicó su larga viudez – falleció en 2012 – a la memoria y la obra del malogrado cónyuge.

En contraste con la amante Emily, que sí acató los deseos de su amado y no publicó sus cartas, Valerie editó la recopilación de su corresponcia (casi) completa, según su testimonio, con permiso del difunto; iii administró con pericia una obra que iba generando una pequeña fortuna gracias a los derechos de autor del musical “Cats” (1981), de Andrew Lloyd Weber; el libreto es un librito de rimas que Eliot escribió para los hijos de unos amigos y, aparentemente, nunca se tomó muy en serio.iv No sabemos (todavía) lo que nos reservan las cartas de amor de Thomas a Emily; es posible que muestren el lado fogoso y carnal de un puritano convertido al parco y mojigato catolicismo de la Iglesia de Inglaterra. Eliot detestaba el sensacionalismo, la publicidad y la propaganda; con la entusiasta participación de su última esposa y de la prensa del corazón elaboró una imagen pública de amoroso abuelito inglés, amante de la jardinería, un poco reaccionario pero tierno y lector de Tennyson y Connan Doyle, en voz alta, en veladas íntimas familiares.

El tiempo y la crítica van disipando ese espejismo y (nos) comienzan a mostrar a un contradictorio, complejo y extraordinaro escritor; su obra, más que envejecer, está ganando vitalidad durante su segundo siglo de vigencia, muchísimo más interesante que la chismografía sobre la – a juzgar por lo que sabemos hasta hoy, bastante mediocre – vida sexual de este escritor, culpable ya de largometrajes y documentales mediocres y de hacer correr ríos de tinta. Interesa Eliot el poeta, no el amante o esposo; de hecho, admiramos su poesía de modo (casi) unánime y desde las más diversas perspectivas ideológicas y estéticas. Evidentemente, para interpretarla , necesitamos (algunos) datos biográficos e históricos fidedignos; también son (muy) interesantes las relaciones entre su lírica metafísica y sentimental (amorosa), sorprendentemente, muy parecidas.

La figura de Eliot enamorado que van configurando los datos de su correspondencia, testimonios y análisis (algunos horrorosamente simplistas) de las vivencias a las que aluden sus versos y sus ensayos, es una ficción cada vez más disociada de la realidad; fue un intelectual influyente y de gran renombre, pero difícilmente podía parecer a sus contemporáneos uno de los (pocos) escritores que definirían el siglo XX. Obtuvo el Premio Nobel – que ya se había convertido en el galardón literario más preciado – en 1948 por ser – según la Academia Sueca – “pionero de la poesía contemporánea”.

Para recalcar la importancia que le daba al componente ético de la literatura en su discurso ante la Academia Sueca aseguró saber que el premio no se lo otorgaban por sus propios méritos sino como símbolo de la poesía, que contribuye de modo parcial pero esencial a que personas de diferentes culturas se entiendan mejor. v

Recordemos que cuando pronunció este discurso hace apenas tres años se había liquidado el proyecto fascista de imponer esa brutal cultura de odio y muerte al mundo entero. La obra crítica de Eliot se desarrolla a partir de un postulado sencillo: la crítica literaria es útil si aporta criterios para elegir y valorar poemas, reconociendo que no existen definiciones adecuadas de qué es o debe ser un poema.vi Además de aportar excelentes poemas propios para apoyar sus teorías, había puesto en práctica su credo invirtiendo décadas de trabajo en la editorial Faber & Faber vii y creando un impresionante catálogo, que (com)prueba, de otro modo, la validez de su postulado. El trabajo editorial de Eliot (de)muestra, sin lugar a dudas, que difundir buena literatura funciona mejor para promover una ética y una estética que quemar libros y perseguir artistas decadentes y burgueses; como sabemos, para fascistas y estalinistas lo son todos los que no elogian sus ideas. Como asesor editorial y ensayista Eliot no era un académico más. Había presentado en 1916 una tesis doctoral en Harvard sobre F.H. Bradley (proponente del idealismo absoluto) pero no la defendió, de modo que no obtuvo el doctorado; su explicación:

Pienso, como Santayana, que la filosofía es esencialmente crítica literaria y conversación sobre la vida… elegí una filosofía bastante técnica como tema de mi tesis y mi relativismo me hizo ver tantas facetas de la cuestión que terminé en un enredo total y escribí una tesis que solamente yo mismo entendía.” viii

Aunque considerase la filosofía una vertiente de la crítica literaria, la verdad es que la prosa de Eliot tiene más que ver con Kant que con la crítica periodística, actividad, por cierto, que también practicó con virtuosismo: un brevísimo e imprescindible artículo suyo de 6 páginas publicado en el suplemento literario de “The Times”, en 1921, con el título de “Los poetas metafísicos” cambió el modo en que leemos el manierismo inglés.

El autor de “La tierra baldía” – posiblemente el poema más emblemático del siglo veinte, al menos en Occidente – terminó por redefinir la metafísica y (nos) propuso modos de reconciliar lo eidético y lo vivencial que, aparentemente, todavía no hemos aprendido a utilizar.

Eliot y Hale en 1936**

2. El hombre vacío y la llorona

Hemos dicho que los poemas metafísicos y amorosos de Eliot se parecen; por supuesto, sus motivos centrales son distintos; sin embargo, las ideas que elaboran y cuestionan son (bastante) parecidas.

Antes de elaborar, leamos un poema metafísico, la tirada cinco de “The Hollow Men” (Los hombres huecos, 1925) ix y uno amoroso, “La figlia che piange” (La niña que llora, 1917):

V

Here we go round the prickly pear
Prickly pear prickly pear
Here we go round the prickly pear
At five o’clock in the morning.

Between the idea
And the reality
Between the motion
And the act
Falls the Shadow

For Thine is the Kingdom

Between the conception
And the creation
Between the emotion
And the response
Falls the Shadow

Life is very long
Between the desire
And the spasm
Between the potency
And the existence
Between the essence
And the descent
Falls the Shadow

For Thine is the Kingdom
For Thine is
Life is
For Thine is the

This is the way the world ends
This is the way the world ends
This is the way the world ends
Not with a bang but a whimper.

* * *

Al corro del higo chumbo
al higo chumbo higo chumbo
al corro del higo chumbo
a las cinco de la mañana.

Entre la idea
y la realidad
entre el movimiento
y el acto
cae la Sombra

porque Tuyo es el Reino

Entre la concepción
y la creación
entre la emoción
y la respuesta
cae la Sombra

la Vida es muy larga

Entre el deseo
y el espasmo
entre la potencia
y la existencia

entre la esencia
y el descenso
cae la Sombra

pues Tuyo es el Reino

pues Tuyo es
la Vida es
pues Tuyo es el

Así es como acaba el mundo
Así es como acaba el mundo

Así es como acaba el mundo

No con un estallido sino con un quejido

Se ha visto en este poema una manifestación de nihilismo, que algunos críticos consideran registro subconsciente de los problemas matrimoniales del poeta; está claro que el tema, tal como lo indica el título, es el vacío interior de un hablante desorientado, impotente, frustrado; más legítimo que “checher la femme” parece situar el discurso en el contexto de los problemas intelectuales europeos de los años 20 en Europa, una problemática que dejaría en unos años de ser intelectual y se transformaría en limpieza étnica, persecusión del arte decadente burgués y llevaría al mundo la guerra más atroz que se haya visto.

En el círculo íntimo de Eliot, su amigo y cómplice poético más cercano, Ezra Pound – prácticamente co-autor de “La tierra baldía” – comenzaba su deriva hacia el fascismo, hipnotizado por Benito Mussolini, de quien llegó a ser embajador cultural. Filósofos que eran referencia obligada de la intelectualidad de su tiempo, como Martín Heidegger x o Miguel de Unamuno xi descendían al militarismo fanático y elogiaban a Hitler y Franco.

A Eliot los fascistas le provocaban un rechazo instintivo y visceral, más por razones estéticas – los encontraba intolerablemente ignorantes y vulgares – que ideológicas: siempre proclamó su desinterés en el debabate ideológico que, extrañamente, a pesar de su conservadurismo, analiza del mismo modo que Carlos Marx: xii Considera la ideología una forma de falsa consciencia; sí cree en la participación política; de hecho, participó en un proyecto llamado “Books Across the Sea” (Libros Transatlánicos) iniciado por la tipógrafa feminista Beatrice Warde, que intentó contrarrestar la censura nazi editando libros en los EEUU y distribuyéndolos clandestinamente en Europa.xiii

La quinta tirada de Los hombres huecos”, enmarcada entre la doxología final del padrenuestro: “tuyo es el reino, el poder y la gloria, por los siglos de los siglos, amén” xiv y un comienzo que evoca el juego infantil de dar vueltas a una morera cantando, retrata la incapacidad humana para trascender la frustración; critica con un dolido retrato unos juegos pueriles que llevados a cabo por adultos son patéticos y deplorables: las ideas, los conceptos, las esencias y los deseos no consiguen realizarse; el movimiento, la emoción y la posibilidad se frustran; nada consigue vincular ni establecer relaciones significativas entre estos seres “vacíos”, huecos, deshumanizados; se trata de una crítica de la dimensión degradada de la existencia donde se interponen “sombras” paralizantes y un supuesto fin de mundo no es sino un patético gemido infantil, que no alcanza ni siquiera dimensiones trágicas. La Segunda Guerra Mundial le daría la razón al poeta sobre los horrores que estos “hombres huecos” – que ya habían desencadenado la primera, en 1914, e inspirado su poema “La tierra baldía”– eran capaces de perpetrar. La metafísica de Eliot utiliza una sencilla dimensión de humildad infantil, (in)suficiente para cambiar pero capaz de denunciar un ambiente desolado y deplorable; deja la trágica sensación de que un cambio es posible pero no ocurrirá. Más que una denuncia, el poema es una advertencia y un llamado a reflexionar sobre la manera como relacionamos pensamiento y acción, nuestras ideas sobre las esencias y nuestra reacción ante las presencias en las que se manifiestan, nuestras ideas de la inocencia infantil y el juego y su utilización para auto-engañarnos y frustrar la realización de nuestros deseos e intenciones con un anonadamiento patológico, inmaduro, patético. Veamos lo que ocurre en un poema de (des)amor:

LA FIGLIA CHE PIANGE xv

O quam te memorem virgo

Descansa en la meseta superior de la escalera—

Recuesta el cuerpo en una urna del jardín —

Trenza, trenza con rayos de sol tu pelo –

Estrecha contra ti tus flores con sentida sorpresa—

Arrójalas al suelo y vuelve el rostro

Con un resentimiento efímero en los ojos:

Mas trenza, trenza con rayos de sol tu pelo.

Así yo habría visto que él se marchara,

Así habría deseado que él se quedara y se afligiera;

Así se habría ido él

Tal como deja el alma al cuerpo deshecho y lacerado,

Tal como el alma deja al cuerpo que vistiera.

Yo habría encontrado

Una manera diestra y hábil como ninguna,

Una manera que nosotros dos comprenderíamos,

Sencilla y falsa como una sonrisa y un apretón de manos.

Ella volvió la cara, mas con el tiempo de otoño,

De mi imaginación fue la dueña por muchos días,

Por muchos días y muchas horas:

Su cabello en mis brazos y sus brazos colmados de flores.

Y me pregunto: ¿cómo habrían estado los dos juntos?

Yo habría perdido un gesto, un ademán.

Estas meditaciones todavía me mueven a asombro

En la inquieta medianoche o en la calma del mediodía.

* * *

LA FIGLIA CHE PIANGE

O quam te memorem virgoxvi

Stand on the highest pavement of the stair—

Lean on a garden urn—

Weave, weave the sunlight in your hair—

Clasp your flowers to you with a pained surprise—

Fling them to the ground and turn

With a fugitive resentment in your eyes:

But weave, weave the sunlight in your hair.

So I would have had him leave,

So I would have had her stand and grieve,

So he would have left

As the soul leaves the body torn and bruised,

As the mind deserts the body it has used.

I should find

Some way incomparably light and deft,

Some way we both should understand,

Simple and faithless as a smile and shake of the hand.

She turned away, but with the autumn weather

Compelled my imagination many days,

Many days and many hours:

Her hair over her arms and her arms full of flowers.

And I wonder how they should have been together!

I should have lost a gesture and a pose.

Sometimes these cogitations still amaze

The troubled midnight and the noon’s repose.

El eje de este poema es una separación; las imágenes son instantáneas que narran el rechazo por parte de “la niña que llora” del ramo de flores que le ofrece su galán. Él quisiera encontrar un modo ligero y fácil de irse, por ejemplo ofrecerle una falsa sonrisa y un apretón de manos, pero no lo logra.

La carga emocional es excesiva y el hablante enamorado se paraliza; luego se obsesiona evocando la imagen del sol en el cabello de su amada, sus brazos y manos reachazando el ramo de flores e imáginándola en sus brazos. Gracias a la Academia de Poetas Americanos xvii podemos escuchar una láconica y reticente lectura de este poema (des)amoroso; como explica Eliot no lo lee porque le guste sino porque su público lo espera, ya que aparece en muchas antologías. La verdad es que el poeta tiene razones para sentir disgusto:la vivencia que narra es desagradable; como los hombres vacíos que hemos visto antes, el romántico galán no sabe reaccionar cuando el objeto de su deseo no comparte su romanticismo ni sus sentimientos; pierde a su amada y después pierde el sueño, ya que se desvela pensando que podía haber llevado a buen término su proyecto de seducción, sufre recordando el patetismo de la situación; consigue, por cierto, nuestra simpatía, no por haber fracasado como seductor sino por su manera descarnada y directa de mostrarnos instantáneas de su dolor.

L.Q.Q.D.

Si es cierto que para muestra, basta un botón, al menos en los dos poemas que hemos analizado el mensaje es muy similar; también lo son los procedimientos líricos y narrativos; la única diferencia es que al hablar de sentimientos el poeta se abstiene – felizmente – de usar términos filosóficos como esencia o existencia y habla de laceración y aflicción; una lectura atenta de su último gran poema, “Cuatro Cuartetos” xviii, confirma nuestra hipótesis, ya que esta obra maestra es a la vez un poema filosófico y amoroso.

NOTAS

ihttp://tseliot.com/editorials/the-life-of-ts-eliot © Mary Patten

iiWhen Eliot married in June 1915, committing himself to a career in England, Russell wrote letters of reassurance to his mother in St Louis and his academic superiors at Harvard. In September of the same year, Russell offered the Eliots a room in 34 Russell Chambers, his Bury Street flat. As a gesture, this was of a piece with the intimacy they enjoyed during the war: Russell holidayed with Vivien in Torbay; one of the Eliots’ various country cottages, 31 West Street, Marlow, they jointly leased with Russell in 1917. It has been alleged that, not long after Eliot’s marriage, Russell had a brief affair with his wife Vivien. Vivien’s letters to Russell are high-spirited and lovey; her reports to friends are prone to exaggeration, delighting in perceived impropriety: ‘He is all over me, is Bertie, and I simply love him.’ Eliot’s letters to Russell betray nothing except perhaps his ignorance. IN: http://tseliot.com/people-in-his-life/bertrand-russell

iiiIn 1988, Valerie revealed that “at the time of our marriage I was dismayed to learn that my husband had forbidden the future publication of his correspondence, because I appreciated its importance and fascination”. Eliot used to read aloud to his wife – Conan Doyle, Charles Dickens, Rudyard Kipling – and Valerie recalled that she “took every opportunity to introduce a poet’s letters, until, eventually, he burst out laughing, and said he would relent on condition that I did the selecting and editing”. In 1988 she produced the first volume of her husband’s letters (1898-1922), optimistically remarking that the second volume (1923-25) would come out the following year. In the end it took two decades, appearing in 2009, co-edited by Valerie with Hugh Haughton.

ivEliot was nicknamed ‘Old Possum’ by his close comrade in modernist poetry, Ezra Pound (il miglior fabbro, ‘the better craftsman’, as he is hailed in the dedication to The Waste Land). In private correspondence, Eliot jokily called Pound ‘Brer Rabbit’. It was an allusion to Joel Chandler Harris’s ‘Uncle Remus’ stories. It pleased these two eminent men of letters, when having fun between themselves, to lapse into mock ‘tar baby’ African-American dialect. John Sutherland An introduction to Old Possum’s Book of Practical Cats (2016). IN https://www.bl.uk/20th-century-literature/articles/an-introduction-to-old-possums-book-of-practical-cats

vIN:http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/literature/laureates/1948/ : The Nobel Prize in Literature 1948 was awarded to T.S. Eliot “for his outstanding, pioneer contribution to present-day poetry”. I think that in poetry people of different countries and different languages – though it be apparently only through a small minority in any one country – acquire an understanding of each other which, however partial, is still essential. And I take the award of the Nobel Prize in Literature, when it is given to a poet, to be primarily an assertion of the supra-national value of poetry. To make that affirmation, it is necessary from time to time to designate a poet: and I stand before you, not on my own merits, but as a symbol, for a time, of the significance of poetry.

viCriticism, of course, never does find out what poetry is, in the sense of arriving at an adequate definition; but I do not know of what use such a definition would be if it were found. Nor can criticism ever arrive at any final appraisal of poetry. But there are these two theoretical limits of criticism: at one of which we attempt to answer the question ‘what is poetry?’ and at the other ‘is this a good poem?’ IN:http://tseliot.com/prose/the-use-of-poetry-and-the-use-of-criticism

viiFaber and Faber began as a firm in 1929, but its roots go back further – to The Scientific Press, founded in the early years of the twentieth century, which was owned by Sir Maurice and Lady Gwyer and which derived much of its income from the weekly magazine The Nursing Mirror. The Gwyers’ desire to expand into trade publishing led them to Geoffrey Faber, a fellow of All Souls College, Oxford, and ‘Faber and Gwyer’ was founded in 1925. Four years later, The Nursing Mirror was sold and Geoffrey Faber and the Gwyers agreed to go their separate ways. Searching for a name with a ring of respectability, Geoffrey hit upon the name ‘Faber and Faber’, although there was only ever one of him. In the meantime, the firm had prospered. T.S. Eliot, who had been recommended to Faber by a colleague at All Souls, had left Lloyds Bank in London to join him as a literary adviser and in the first season the firm issued his Poems 1909-1925. Also appearing in the catalogues from the early years were books by Ezra Pound, Jean Cocteau, Herbert Read, Max Eastman, George Rylands, John Dover Wilson, Geoffrey Keynes, Forrest Reid and Vita Sackville-West. VER: https://www.faber.co.uk/about-faber

viiiIN: http://tseliot.com/preoccupations/philosophy –For me, as for Santayana, philosophy is chiefly literary criticism and conversation about life … I took a fairly technical philosophy for my thesis, and my relativism made me see so many sides to questions that I became hopelessly involved, and wrote a thesis unintelligible to anyone but myself.” El título: Experience and the Objects of Knowledge in thePhilosophy of F. H. Bradley.

ixTraducción de José María Valverde. IN: https://trianarts.com/t-s-eliot-los-hombres-huecos/

xHeideggers Ruf nach „neuen Menschen“ und Führern. Im Jahr, in dem der Erste Weltkrieg begann, öffnete sich Heidegger mit der Abkehr vom „transzendentalen Ich“ seines Lehrers Edmund Husserl zugunsten eines weniger abstrakten und erfahrungsreicheren „historischen Ich“ endgültig dem „faktischen Leben“ als dem „philosophischen Ausgangspunkt“. Mit dieser Absage an den transzendentalen Aspekt der Phänomenologie und der Hinwendung zur bloßen Existenz nahm Heidegger auch Positionen ein, die den „Ideen von 1914“ entsprachen und sich beispielsweise in Max Schelers Genius des Krieges (1915) mit der Definition des Krieges als der Möglichkeit zur Offenbarung der wahren Substanz ausdrückten.[13]Noch im Dienst der zivilen Verwaltung des Deutschen Heeres und für Post und Wetterbeobachtung zuständig, beklagt sich Heidegger am 6. Oktober 1918 brieflich bei seiner Frau über die „ganze Ziellosigkeit u. Hohlheit und Wertefremdheit“, die das staatliche Leben beherrschten. In der sich abzeichnenden Niederlage des Krieges mündete seine Unzufriedenheit mit den politisch und militärisch Verantwortlichen in einer Forderung, die das Neue mit dem Ursprünglichen und dem Geist verband: Da helfen nur neue Menschen die eine ursprüngliche Verwandtschaft mit dem Geist u. seinen Forderungen in sich tragen und ich erkenne selbst immer dringender die Notwendigkeit der Führer – nur der Einzelne ist schöpferisch (auch in der Führerschaft) – die Masse nie.“ https://de.wikipedia.org/wiki/Martin_Heidegger_und_der_Nationalsozialismus

xiEspaña sufre una epidemia de locura criminal. La locura que la arrasa es tal que sólo puede tener un origen patológico. Nunca, incluso en las guerras civiles del otro siglo, hemos visto tal avalancha de horrores. No se trata de defender principios o mejoras sociales. Nos enfrentamos a una ola de destrucción, asesinatos, saqueos y crímenes de todo tipo. Los comunistas españoles nunca han tenido noción de una política constructiva. Los anarquistas ni siquiera se han ruborizado por esta idea. Los hombres son sólo presa del furioso delirio. Tal vez es una crisis de desesperación. La España católica ha perdido toda esperanza de reconciliación. Las iglesias (…) son devastadas, demolidas, quemadas, los cristos decapitados (…) Azaña ya no representa nada. Lo veo muy bien en su palacio, porque lo conozco desde hace más treinta años. Con sus despistes, ocupado tomando notas para luego escribir sus memorias. Es una mezquita de frivolidad que nunca ha pensado en otra cosa que no sea la redacción de sus artículos. Él es el responsable de todo lo que sucede. Cuando vio venir el movimiento militar creyó que era un simple pronunciamiento. No se dio cuenta de que había un pueblo listo para unirse al ejército. Dijo: “Que se entreguen las armas al pueblo”. Él creyó que el Frente Popular sólo lo formaban los campesinos y los obreros que finalmente se han revelado como bandidos. Afortunadamente, el ejército ha demostrado una gran habilidad. Franco y Mola tuvieron la prudencia de negarse a hablar en contra de la República. Ambos son hombres pausados, con determinaciones reflexivas. Franco ha tenido la oportunidad, sirviendo en Marruecos de forjarse como un líder de primer orden. Y con un gesto de la mano, Unamuno subraya su admiración: Militarmente, por lo menos, este soldado puede salvar a España”. Entrevista con Merry Bromberger de “Le Matin” (1936). http://desdemicampanario.es/2017/12/04/cuando-unamuno-era-un-espanolazo-franquista/  Ver también: Biblioteca Unamuno, Ed. Universidad de Salamanca, Volumen 32,  Miguel de Unamuno desconocido, ISBN 978-84-7800-384-6.

xiiDie gesamte deutsche philosophische Kritik von Strauß bis Stirner beschränkt sich auf Kritik der religiösen Vorstellungen. Man ging aus von der wirklichen Religion und eigentlichen Theologie. Was religiöses Bewußtsein, religiöse Vorstellung sei, wurde im weiteren Verlauf verschieden bestimmt. Der Fortschritt bestand darin, die angeblich herrschenden metaphysischen, politischen, rechtlichen, moralischen und andern Vorstellungen auch unter die Sphäre der religiösen oder theologischen Vorstellungen zu subsumieren; ebenso das politische, rechtliche, moralische Bewußtsein für religiöses oder theologisches Bewußtsein, und den politischen, rechtlichen, moralischen Menschen, in letzter Instanz “den Menschen”, für religiös zu erklären. Die Herrschaft der Religion wurde vorausgesetzt. Nach und nach wurde jedes herrschende Verhältnis für ein Verhältnis der Religion erklärt und in Kultus verwandelt, Kultus des Rechts, Kultus des Staats pp. Überall hatte man es nur mit Dogmen und dem Glauben an Dogmen zu tun. Die Welt wurde in immer größerer Ausdehnung kanonisiert, bis endlich der ehrwürdige Sankt Max sie en bloc heiligsprechen und damit ein für allemal abfertigen konnte. Karl Marx, (1845) “Feuerbach”. IN: http://www.mlwerke.de/me/me03/me03_017.htm#I_I_A

xiiiBenjamin Poore (2015): not many people know that at the end of his life he was the chairman of a large educational project called Books Across the Sea (BAS), set up in 1941 by the American typographer and anti-Fascist activist Beatrice Warde to counter Nazi propaganda… IN: https://www.the-tls.co.uk/notes-from-the-archive-t-s-eliot-and-the-second-world-war/

xiv (A ) familiar doxology is the one often added at the end of the Lord’s Prayer: Some scholars do not consider it part of the original text of Matthew. the fifth and final one of the Lord’s Prayer, one of the best known parts of the entire New Testament.In the King James Version of the Bible the text reads: … lead us not into temptation, but deliver us from evil: For thine is the kingdom, and the power, and the glory, for ever. Amen.

xv “La Figlia Che Piange” Traducción: José Luis Rivas VER:https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Luis_Rivas

xvi Virgil, Aeneid, I, 326-327

xvii https://www.poets.org/poetsorg/poem/la-figlia-che-piange In 1934, with the help of her husband Hugh and friends such as poets Edwin Arlington Robinson and Joseph Auslander, the first Consultant in Poetry to the Library of Congress, Mrs. Bullock formed the Academy of American Poets and began to raise funds. The mission of the Academy: “to support American poets at all stages of their careers and to foster the appreciation of contemporary poetry.” IN: https://www.poets.org/academy-american-poets/contributor/marie-bullock

xviii Hay una excelente traducción de José Emilio Pacheco:Primera adición, 1989 D. R. © 1989, EL COLEGIO NACIONAL D.R. © 1989, FONDO DE CULTURA ECONÓMICA, S.A. DE C.V. Av. de la Universidad, 975; 03100 México, D.F. ISBN 968-16-3202-8

Contributor: Everett Collection Inc 

**FOTO: http://www.scrippscollege.edu/news/features/the-love-song-of-ts-eliot

 

 

Homenaje a Joan Font y Capra

 
Los amigos de Font y Capra hemos decidido publicar unas fotos suyas bajo el título genérico de “Fotos Nokia”,  ya que el recordado artista balear las tomó con un viejo teléfono celular “Nokia” (marca registrada):
 
Imagen000
 
fN-1 – “Nit”
 
Sostuvo Marc Jiménez en un opúsculo de 1977: “le jugement de goût marque le depart de la reflexion esthetique”; la cita, que  puede parecer banal y, por cierto, lo es —  pero está en francés — motivó una reflexión de F. Casadesús, de la Univesitat de les Illes Balears (“Taula: Quaderns de Pensament”, Número 38, enero-diciembre de 2004, p. 12) sobre cultura y estética; don Francesc opina que el arte moderno: “no s’entén ja com la simple producción d’objetes artístics, sino que intenta mes a mes, i sobretot, definir i consagrar la categorizació de les diverses aportaciones artístique com Beaux Arts, elque suplas ja claramente un mode específica i autònom de conceder, elaborar, conèxer i apreciar acuestes singulars manifestaciones de l’experiencia humana.” 
 
 
Imagen006
 
fN2: “Palmera en Madrid”
 
En esta línea filosófica que podríamos denominar, en español (o castellano moderno estándar) “bel-artística” (a pesar de lo mucho que se pierde al traducir la expresión francesa original) ofrecemos una (pequeñísima) selección de la incipiente obra de Joanet.
 
Decía Roberto Bolaño (2004, Entre Paréntesis) , la historia del arte es una disciplina “que a veces se parece tanto a la entomología, pero en realidad, en el otro lado de sus páginas, el lector puede encontrar otra cosa: la larga marcha de los jóvenes, la insatisfacción (…) apuestas de la radicalidad que casi siempre se pierden, porque, entre otras cosas son apuestas a todo o nada y porque los jóvenes que las hacen no las amañan” .
 
Imagen007
Fn3 – “Puente”
 
Imagen010
 
fN4 “Ocaso”
 
 
IMG_20140528_202701541_HDR
P.López y R.Massats; foto: Andrés Unger
 
 
Imagen002
 
 Manzanares 1
 
Algunas de las fotos de Fonti demuestran, según Paco López, lo que sostuvieron egregios semiotas del siglo pasado (Saussure, Foucault, Sontag, Lamartine, etc.): los signos/símbolos, en nuestra era, tienden a borrarse/difuminarse cuando el tráfico conceptual al que son sometidos es demasiado intenso.
 
Imagen023
 Letras 1
 
Esto ocurre en la primera instantánea que ofrecemos al lector (Vid. supra). Entendemos – entenderemos, con la venia – que la imposibilidad de leer/descodificar/desconstruir la figura puede deberse a problemas técnicos; en todo caso, lo importante es que Joan no se intimida.
 
Imagen002
 
 
Dispara, a quemarropa, contra un paisaje urbano que no parece entender y, sin embargo, captura casi sin esfuerzo.
 
Imagen001
 
 
Hay – siempre hay, por desgracia – críticos mal intencionados dispuestos a agregar que, del mismo modo, carecen de todo mérito estético. Juzgue con su propio criterio el lector.
 
 
*  *  *
 
 

SAFO

Por supuesto, la mítica poetisa (dice la leyenda que vivió en la isla griega de Lesbos, entre el siglo VII y  el siglo VI a.C.) no es la única que ha encontrado que su bello amado, Adonis, era deseable como la primavera y suave como los vientos del sur. Sí fue, sin duda, una de las primeras en utilizar esas metáforas.

Muchos siglos más tarde un español las sublimará para hablar de su amado: Detente, cierzo muerto; ven, austro, que recuerdas los amores, aspira por mi huerto, y corran tus olores, y pacerá el Amado entre las flores. (San Juan de la Cruz) *

En contraste con el santo varón abulense, que encontró consuelo en el amor divino y el verso perfecto, cuenta la historia que la escritora griega, al morir Adonis, abandonó el luto en poco tiempo y se consoló con muchos otros amantes terrenales.

Por su parte, Adonis, hijo incestuoso de Tías, rey de Asiria y Esmirna, su hija, logró seducir a la mismísima diosa del amor, Afrodita, de modo que hemos de suponer que vive con / como los dioses, tal vez en el mismísimo Olimpo…aunque no podamos asegurarlo.  

Perdonadme la osadía de traducir al español, por enésima vez, a la escritora que los griegos terminaron por apodar “la décima musa”, igualándola con la divina Erato, musa de la lírica.

¡Qué hacemos, Citera

el hermoso Adonis se muere!

¡Lloremos por él!

¿Regresará  cuando el otoño

tiña de púrpura la tierra y Helios

descanse en el viñedo?

¿O volverá cuando el invierno

abrigue a las ovejas y Orión

salga de caza?

Adonis, eras

suave como el Austro

amoroso y deseable

como la primavera.

¿A quién serviremos las mortales

que amamos la vida y queremos ser felices?

¿Al poder, a la belleza, a la inteligencia?

¿A Pan, a Afrodita, a Hermes?

 ….

*  http://cvc.cervantes.es/obref/sanjuan/edicion/canciones.htm

** http://www.gutenberg.org/ebooks/12389

L A O   T Z E

DIEZ MIL PERROS DE PAJA NO INMUTAN AL SABIO

La quinta “tirada” del TAO (camino) del anciano maestro chino siempre me ha parecido enigmática. ¿Qué o quiénes son esos “perros de paja” que dejan indiferente al sabio, a la tierra y al cielo?

Son perros que ni muerden ni ladran… ¿representan, entonces, la futilidad, la nada, el vacío que es la raíz y el fin de todo?

¿O son las apariencias que nos impiden comprender que la nada es más significativa que cualquier ente, puesto que permite utilizar cualquier cosa, como las puertas y las ventanas de una casa, sin las cuales los muros y el techo serían inútiles?

Tal vez son los espantapájaros contra los que prueba el filo de su espada el buen guerrero: ese que celebra cada victoria como si fuese un funeral y sabe ganar sin batallar.

No ignoro que hay muchas traducciones de este clásico poema que sustenta toda una religión. Espero que se me perdone la que sigue:

5

No son amables el cielo y la tierra: todas las diez mil cosas son para ellos perros de paja.

No es amable el sabio: todas las personas son para él perros de paja.

Sin embargo, la tierra, el cielo y todo el espacio que los separa son como un vientre vacío e inagotable que siempre genera más cosas.

Los discursos interminables son agotadores. Hay que centrarse.

TRADUCCIÓN: Andrés Unger

PARA EL QUE ESCRIBE ES UN HONOR Y UN PLACER PUBLICAR LAS TRADUCCIONES DEL AMIGO BELLOC.   ANDRÉS UNGER

Anónimo Occitano

traducido por Pierre Belloc

Tal vez la lectura de Guillermo de Poitiers haya dejado a mis lectores con la equivocada impresión de que solamente los hombres eran desinhibidos en materia sexual en la Occitania del siglo XII. Aunque no conocemos ni el género, ni el número, ni la identidad de quien(es) pergueñ(ó)(aron) el diálogo en verso que aparece a continuación, todo parece indicar que intervino en su elaboración una fémina de apetito desenfrenado. Juzgad vosotros mismos:

Eu veing vas vos, Seingner, fauda levada, c’auzitz ai dir c’avetz nom En Montan, c’anc de fotre non fui asassonada, et ai tengut dos anz un capellan, e sos clergues e tota sa masnada; et ai gros cul espes e trameian e maior con que d’autra femna nada.

Vengo a vos, señor, con la falda levantada

pues he oído decir que os llaman El Montador

y yo nunca me canso de dejarme montar:

entretuve durante dos años a un capellán

a sus clérigos y a todo su séquito;

tengo un trasero firme, sensible y tremendo

y un coño mejor que cualquier otra mujer.

Et eu vas vos, dompn’, ab braga bassada,ab maior viet de nuill az’en despan,e fotrai vos de tal arandonadaque los linzols storzerez l’endeman— e pos diretz c’ops i es la bugada;ni mais no·m leu ni mais mei coillon granse tan no·us fot que vos zaires pasmada.

Y yo vengo a vos, mi señora, ya sin bragas

con un miembro mayor que el de cualquier asno

y os poseeré con tal ardor

que al día siguiente exprimiréis vuestras sábanas;

y las enviaréis con la colada;

ni yo ni mis grandes cojones descansaremos

hasta que de follar quedéis pasmada.

Pois tan m’aves de fotre menazada, saber volria, Seingner, vostre van, car eu ai gen la mia port’armada per ben soffrir los colps del coillon gran; apres comensarai tal repenada que no·us poiretz tener als crins denan, anz de darier vos er ops far tornada.

Puesto que tanto decís que me follaréis

quisiera saber, señor, cuán fuerte sóis,

pues mi puerta de entrada está bien armada

para resistir de grandes cojones los embates;

de modo que caeréis de la montura,

no os podréis sostener por las crines

y tendréis que montar nuevamente por detrás.

Sapchatz, Midons, que tot aizo m’agrada — sol que siam ensems a l’endeman, mon viet darai en vostra port’armada; adoncs conoisseretz s’eu sui truan qu’eu vos farai lanzar per la culada tals peitz que son de corn vos senblaran — et ab tal son fairetz aital balada.

Sabed dama mía, que todo eso me agrada

– y con la condición de que estemos juntos hasta mañana,

derribaré todas las defensas de vuestra entrada;

y podréis juzgar si soy un mentiroso

cuando os haga salir por el culo

pedos tales que parecerá que canta un corno

– y al sonar vos bailaréis con su balada.

FUENTE: http://www.trobar.org/troubadours/misc/montan_tenso.php

Un poema de Guilhèm IX, duc d’Aquitània 

Traducido por  Pierre Belloc

De Guillermo (1071 – 1126)  el noveno duque de Aquitania  y séptimo conde de Poiters, conocemos solamente una decena de poemas.

Asumió su ducado, mayor en extensión que el reino de Francia, a los quince años; fue un hábil gobernante y un militar osado. 

Condujo a miles de caballeros occitanos a la cruzada de 1101, aliado con Hugo I el Grande, conde de Vermandois, Arzobispo de Reims y hermano del rey de Francia, y Güelfo I , duque de Baviera, ambos muertos en la guerra.

Los caballeros cristianos fueron masacrados en Heraclea, Anatolia, cerca de Constantinopla (hoy Estambul) por los turcos selyúcidas; cuenta la leyenda que solamente Guillermo y seis caballeros sobrevivieron.

El duque derrotado volvió a su tierra a batallar contra sus vecinos, los condes de Tolosa, por el control de una región que consideraba suya por su matrimonio con doña Filipa Matilde, hija de su tocayo Guillermo IV, conde de Tolosa.

Es evidente que la jerarquía eclesiástica de su tiempo no aprobaba ni sus canciones ni su comportamiento; las historias eclesiásticas lo describen como “lúbrico e histriónico”. 

Fue excomulgado dos veces, la primera por no pagar diezmos, la segunda por sus devaneos con una noble y muy casada dama llamada Dangereuse de l’Isle Bouchard. Perdidamente enamorado, el duque la instaló en la torre de la Maubergeonne, en Poitiers, además de hacer poner su imagen en su escudo de armas.

Como era de esperar, doña Filipa se puso celosa. Le pidió al Obispo de Tolosa que interviniese y éste intentó llamar al orden al soberano, quien le respondió que si quería que abandonase a su amante, se peinara; la intención de ofender estaba clara, puesto que el prelado era calvo.

Guillermo, a pesar de la mala vida y los conflictos con la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, sobrevivió hasta saborear la victoria y el perdón.

Con su cuñado, Alfonso I de Aragón, conocido como “El Batallador”, derrotó a los almorávides en la batalla de Cutanda (1123)

Realizando un pequeño esfuerzo económico, logró que el mismísimo Sumo Pontífice de Roma le levantara la excomunión.

Fuese o no tan pecador como decían las malas lenguas de su tiempo, hoy Guillermo nos interesa mucho más por su indiscutible talento de “trovador”, cantautor, en el medioevo.He (re)traducido el poema que me parece el más sincero de todos los que escribió; mi versión no pretende ser poética sino fiel:

COMPAÑEROS, TANTO HE PADECIDO

Companho, tant ai agutz d’avols conres qu’ieu non puesc mudar non chan e que nom pes; Enpero no vueill c’om sapcha mon afar de maintas res.

Compañeros, tanta contrariedad he padecido

que no puedo cantar otra cosa que mis penas;

aunque no quisiera yo que se sepan

las asuntos que me afligen.

E dirai vos m’entendensa de que es: no m’azauta cons gardatz ni gorcs se peis, ni gabars de malvatz homes com de lor faitz non agues.

Os diré cómo entiendo lo que me ocurre:

no me gustan los coños vigilados ni los estanques sin peces,

ni la chulería de la gente malvada,

que se jacta de todo pero jamás hace nada.

Senher Dieus, quez es del mon capdels e reis, qui anc premiers gardet con com non esteis? C’anc no fo mestiers ni garda c’a si dons estes sordeis.

El señor Dios, que es rey y rector del mundo,

¿cómo no castigó al primero que un coño vigiló?

Si no existe ni guardia ni maestro

que a sus dones insensible sea.

Pero dirai vos de con—cals es sa leis, com sel hom que mal n’a fait e peitz n’a pres: si c’autra res en merma quin pana e cons en creis.

Yo os explicaré la ley del coño,

como hombre que allí ha sufrido y hecho sufrir :

si todas las demás cosas, con el uso empeoran,

el coño, en contraste, mejora.

E silh qui no volran creire mos casteis anho vezer pres lo bosc en un deveis: per un albre c’om hi tailla n’i naison dos ho treis.

Los que no me quieran creer

observen bien lo que ocurre en el bosque:

por cada árbol que el hombre tala

nacen allí dos o tres.

E quam lo bocx es taillatz nais plus espes El senher non pert son comte ni sos ses A revers planh hom la tala, sil dampnatges noi es.

Cuando se tala el bosque en lo más espeso,

y el leñador no pierde allí ni el seso ni la compostura,

no ha de llorarse por lo que ha talado

puesto que no deja daño alguno.

Tortz es c’om planha la tala si negun dan noi a ges.

Si no se ha hecho daño alguno, es errar llorar por lo talado.

BIBLIOGRAFÍA

Se puede descargar toda la poesía de Guillermo IX, en una cuidada edición parisina de 1913, con una excelente introducción y traducciones al francés de Alfred Jeanroy, gratis, en: http://ia700301.us.archive.org/33/items/leschansonsdegui00willuoft/leschansonsdegui00willuoft.pdf

Una página web con todos los poemas y traducciones al inglés: http://www.midi-france.info/190401_guilhem.htm

 BELLOC

Aclaración: el poeta de apellido “Belloc” que aquí publica (vid. infra) no tiene nada que ver con un fotógrafo francés, del mismo apellido, que se llamaba Augusto y fotografiaba damiselas de vida alegre: La invención de Belloc   Tras el nombre de Pierre Belloc se esconde un joven narrador catalán jugando a los heterónimos, como Machado (pero sin su talento, evidentemente); hemos decidido colaborar con él porque creemos que en sus versos “hay algo”: son (casi) manieristas, aunque no lleguen a serlo cabalmente; manifiestan una especie de ebriedad tonal o insistencia rítmica que puede parecer cacofonía pero, extrañamente, desflora un mundo interior sincero y sin complejos estéticos…ni de ningún otro tipo.   M.L. y A.U.

A voltes sóc un mico unes altres una gossa…

En realitat m’atropelle, m’embusso, m’afaito el borrissol, semble un capoll…

Vaja rotllo..!!    

A veces soy un mono otras una perra…

En realidad me atropello, me atollo me afeito el vello, parezco un capullo…

Vaya rollo..!!

Vaig pel carrer de l’amargor la vida és dura, greu i fosca. I jo m’avorreixo… pensant i pensant, en mi, en mi, sempre en mi..  

Voy por la calle de la amargura la vida es dura, oscura y grave. Y yo me aburro… pensando siempre en mí, en mí solamente en mí…

 *  *

 

© Copyright 2011 www.andresunger.com - Idea de Andrés Unger